Citricultores: vida para la industria en Honduras

Citricultores: vida para la industria en Honduras

La  citricultura en Centroamérica es un sector que muestra evidencia de crecimiento, económica y tecnológicamente hablando. Es un producto que tiene y gana productores en la región, quienes buscan la industrialización e internacionalización de las ventas. El papel de los citricultores en Honduras toma peso ya que la calidad de las frutas debe ser excepcional, sobre todo en un país con grandes proyecciones internacionales y garantías en este rubro.

Los organismos hondureños se muestran positivos en cuanto a las producciones y garantizan la calidad de estas, recientemente desde Sonaguera, principal región productora de naranjas del país se anunció el envío de 2 contenedores de naranjas a las islas caribeñas Martinica y Aruba, según la Asociación de Citricultores de Sonaguera (Acison)

La Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG) está satisfecha con el trabajo los citricultores en Honduras, ya que aseguran que la naranja que se ha exportado en el país va libre de Moscamed y cumple con los requisitos fitosanitarios.

¿Por qué es importante el rol del citricultor?

  • Es pilar primordial en el crecimiento  e industrialización del mercado de cítricos en Honduras
  • El recurso humano siempre es importante en cuanto a esta industria, permite un acercamiento más personal y verificación del producto
  • Un producto de calidad de representa posibilidades de un mayor acercamiento a mercados internacionales
  • Naranjas de calidad deriva en productos excelentes para las casas hondureñas.

El consumo de la naranja puede traer beneficios para el ser humano. El consumo de vitamina C es bien reconocido por ser un factor positivo sobre las defensas del cuerpo. El jugo de naranja por ejemplo, es una las formas de consumo más comunes y esto trae ventajas en el cuerpo, como mantener una correcta hidratación, ayuda a procesar los carbohidratos y propaga la construcción de nuevas células

El mercado naranjero crea cientos de nuevos puestos de trabajo, los citricultores en Honduras, se ven beneficiados por el crecimiento ya que promueve la mejora de la calidad de sus productos. A las mesas del país llegan productos sanos y sin riesgos.

 

Califica esta publicación
0 comentarios