producción de naranjas en Honduras

La producción de naranjas es cada vez más rentable en Honduras

El rubro de las frutas está creciendo y no es de a poco que lo hace en Honduras. De hecho,  es una de las industrias más rentables del país. La demanda en Centroamérica va en ascenso, aunque no en un solo fruto. Quienes se han visto más beneficiados por el flamante crecimiento del mercado son los citricultores. La naranja es la preferida por muchos para hacer negocios porque su proyección no sólo cubre estas latitudes sino a nivel internacional.

Una gran diversidad de cítricos es cosechada año a año en Honduras con grandes beneficios, pero resulta innegable que muchos citricultores han decidido añadir a sus arcas  producción de naranjas. La siembra de este fruto les ha ofrecido a los empresarios excelentes retribuciones, es un rubro que goza de un momento de crecimiento exponencial.

El consumo nacional está abastecido gracias a la industria hondureña, así como los más de 1,000 productores que también ven en la naranja su principal benefactor. En términos de escala, las cifras indican que en el último año se compraron más de 35,000 toneladas métricas, lo que representa un total de 170 millones de unidades. En el poblado de Sonaguera, Colón, hay 44,000 habitantes, la producción de naranjas alcanzó las 45,000 toneladas.

Producción de naranjas es la preferida por los citricultores

Aunque los otros cítricos se sigan cultivando, en este momento ha ocurrido un crecimiento evidente en cuanto a la cosecha de naranjas. Con respecto a los limones y a las toronjas, la diferencia en hectáreas productoras es abismal. Combinadas entre sí -y junto a otros cítricos que se cultiven en el país- las hectáreas producidas no llegan a las 2,000, mientras que la naranja roza las 18,000, lo que representa el 90% de la producción de frutas cítricas en Honduras, siendo la preferida la naranja dulce. 

El potencial nacional que tiene la producción de naranjas se traduce en un crecimiento notable de la economía. La cifras del Banco Central de Honduras indicó que para finales de 2016 la actividad agrícola dejó un total de 677,5 millones de dólares, un crecimiento de 11 millones con respecto al año pasado, y eso es gracias a la venta de la fruta en mercados internacionales. Panamá, Costa Rica, Nicaragua, México y República Dominicana están entre los clientes de la citricultura hondureña.

El crecimiento de la producción de naranjas no sólo se traduce en beneficios económicos, también significa trabajo para más personas, además de ganar una reputación a nivel de un gran mercado como referentes especializados en el tema.

5 (100%) 1 vote
0 comentarios